27/11/2006

Titicaca

04-06-2005
Utilisez ce lien si vous voulez ajouter un signet ou un lien direct vers cet article... EL LAGO SAGRADO

 

Puno Fue nuestro primer contacto con el mítico lago Titicaca, lago de aguas cristalinas que toman la coloración azul del cielo, compartido por Perú y Bolivia, desde el ciertos lugares se ve al fondo con sus picos nevados la cordillera real de  Bolivia, Puno a 3820 metros sobre el nivel del mar es frío en la noche y de temperatura media durante el día, días soleados despejados con gran vista del lago, visitamos las islas flotantes (islas formadas por juncales o totora en Perú) y las islas de Amantaní y Taquile, son islas de varios kilómetros cuadrados, habitadas por gentes amables de origen indígena, que derivan su sustento del turismo y de la agricultura, en amantan compartimos con dos chicas Suizas, Rosa y Asha, chicas que están viajando por varios meses por Suramérica, pero no todo es color de rosa, en Puno comienzan nuestros dolores de cabeza con la estufa, quisimos invitarlas a tomar una  avena con leche y la estufa casi no funciona, en fin… casi nos quedamos con la avena a medio cocinar.

Después de dos días nos trasladamos a la Isla de Taquile, una isla con costumbres más tradicionales y con una organización mas estricta (social, política y económica) es curioso ver como los hombres mientras caminan o hablan con otros, tejen chullos (gorros de lana tradicionales, hay Chullos para solteros y casados), allí conocimos a Emily una linda chica norteamericana, quien habla un buen castellano con acento entre Chileno y Argentino y quien nos invito a conocer el API, bebida caliente de maíz morado y amarillo, dulce y con buen dosis de clavo y canela, en Puno también conocimos a Gri y Eduardo, ella Noruega, él costarricense, dos cicloturistas con los que compartimos una noche y quedamos de vernos en algún lugar de la ruta para cruzar salar de Uyuni.

 

 

Después de varios días en Puno, otra vez comenzamos a pedalear rumbo a Copacabana Bolivia, en nuestra primer noche de carpa, a media noche fuimos interrumpidos por un borracho, quien nos pego un gran susto, pero de ahí no paso, en este sitio habíamos conocido a una señora que teje animalitos en lana, continua el fuerte pedaleo que es compensado con las maravillosas vistas del lago con una esplendida vista de la cordillera real y sus picos nevados, y por fin la salida del Perú, (nuestros amigos y familiares ya nos decían cariñosamente “Peruanos” por la larga permanencia en este país) entramos a Bolivia, un cruce fronterizo pequeño y calmado (es más importante el cruce por desaguadero) después de pedalear 10 Kilómetros en Bolivia llegamos a Copacabana, pequeño pueblo con cientos de turistas de todo el mundo, pero que sorpresa la que nos depara este pueblo, no tiene cajeros automáticos y nosotros estábamos justos de plata, “bueno a estirar las pocas monedas”, paro cívico al otro día y nuestro presupuesto solo alcanzaba para dos días de hostal y pasajes hasta la isla del sol, averiguamos y una empresa de lanchas prometió salida temprano el día del paro, cuando la lancha salía del puerto, fue detenida por la capitanía y turistas abajo, se acabo el viajecito, otro día en Copacabana y sin plata, solución ir en bus hasta La Paz, sacar dinero y volver, dicho y hecho.

05:00 Écrit par bicinfronteras, por el mundo en bicicleta | Lien permanent | Commentaires (0) |  Facebook |

Les commentaires sont fermés.