27/11/2006

Nordeste de Brasil

22-11-2005
Utilisez ce lien si vous voulez ajouter un signet ou un lien direct vers cet article... DE BELEM A NATAL

 

Partiendo de Belém en un  dia feriado encontramos la ciudad desolada y con una amplia cicloruta y con  fuerte viento, el cual pensamos que era algo transitório, así trancurieron nuestros primeros sesenta kilometros hasta llegar a un posto de gasolina, dormimos y conocimos a una empleada del lugar que nos llevo a  su casa y allí permanecimos por cinco dias, Suanny Lima excelente mujer tarabajadora , con ella asistimos al show de la banda Calypso, suceso en Brasil, compartimos muchas cosas y ante todo hicimos una buena amistad.



Continuamos nuestro viaje por Pará, Maranhaon y Piauí, siempre por caminos secundários con mucho viento y polvo, mucho Caju y mucha pobreza, pasamos por Barreirinhas y por lençóis Maranhonenses, aprendimos el proceso de la yuca para extraer su farina y tapioca, estuvimos en Jijoca de Jericoacoara y Jericoacoara la primera una pequeña ciudad de 30.000 habitantes y la segunda una población de playa muy famosa en todo Brasil y el mundo por sus excelentes condiciones para practicar winsurf y kitesurf (solo nos sabemos las palabras, de practicar el deporte nada) Jericoacoara  pequeña villa que posee grandes dunas de arena, fuertes vientos y agitada vida nocturna nutrida por la mezcla de latinos y personas de todo el mundo que vienen a practicar estas dos disciplinas.

Despues visitamos Mundaú y Baleia lindas playas con coqueiros, rios, mangles y dunas y como siempre un poco costosas y difíciles para nuestro apretado presupuesto, conocimos el arte de las rendeiras, son mujeres que tejen redes que se convierten en ropa para mujeres o niñas, manteles o cubrelechos, una practica que se transmite de generación en generación, pero como siempre el que más gana no es que las hace sino el mayorista que las lleva a los grandes mercados.

Pasamos dos dias en un pequeño pueblo, San Gonzalo de Amarantes,  conseguimos buena posada, barata y muy linda, allí Claudio conoció dos amigas y “casi se queda a vivir en este pueblo”, continua el pedaleo de muchos kilometros con viento en contra , siempre hacia adelante enfrentando el viento y el sol, ah!!!!!! Y conociendo lindas playas, permanecimos tres dias en Fortaleza, ciudad grande y agitada, bello malecón, mucha gente haciendo ejercicio, vida nocturna fogosa y muy moderna y continuamos hacia Natal, siempre bordeando el Oceano Atlántico, primero encontramos Porto das dunas, lugar turístico con asentamiento de muchos extrangeros principalmente Europeos, alli el viento es tan especial que instalarón una planta de energía eólica, claro el viento siempre nos da de frente, estuvimos en las salinas de Macau y la linda Galinhos , Touros y  todas las playas hacia el sur hasta Natal.
 
Mas que conocer muchos lugares bonitos creemos que los lugares los hace la gente, las fotos de postal las podemos encontrar en libros, más la experiência  de convivir con la gente nó, hemos encontrado mucha pobreza en esta zona de Brasil, familias con ocho o más hijos, que viven en verdaderos ranchitos y en muchos casos com carencia de servicios públicos como luz y agua,  mucho  Cajú  y diferentes preparaciones con esta gran fruta que en Colombia se llama marañon, y lo más importante del Cajú su castanha, deliciosa y nutritiva, tambien conocimos zonas con mucha água y otras zonas muy secas, esta zona de Brasil, por los grandes vientos esta en proceso de desertización (lease convertirse en desierto) y esta zona es de grandes contrastes, de grandes casas de Playa y de grandes invasiones a las orillas de las carreteras.
 
Hemos conocidos personas que verdaderamente  nos han llenado el corazón de optimismo y buen energia es el caso de la nina rendeira que enseño a Angélica este bello arte, nos conto su vida y sus ilusiones, la família de  caña Brava que nos abrió sus puertas, la família de Barrento y así muchas famílias y personas que con su granito de arena han contribuído para que este viaje sea posible día a día, pero siempre hay un factor común casi siempre es gente pobre, que vive a orillas de la carretera, que todavia se pueden impresionar por muchas cosas que suceden en la vida, que todavía tienen tiempo para conversar y que todavía son personas sencillas de buen corazón. Las personas que tiene mucho o que creen que tienen mucho a veces no tienen tiempo ni para si mismos, mucho menos para detenerse a pensar en los demas y mucho menos para confiar en los demas, este gran problema de la indiferencia hace que dia a dia se atropelle a otros seres humanos a los animales, a la naturaleza  y nadie se detenga a pensar. que nos pasa?
 
A veces en lo que hemos recorrido de Brasil hemos sido tratados como andariegos o rebuscadores, algunas personas piensan que somos personas sin raices y que vamos en busca del diário sobrevivir, que viajamos en bicicleta porque no tenemos plata y/o que simplemente somos vagos, siempre tratamos de hablar con estas personas y les tratamos de explicar nuestra forma de viajar y conocer de cerca un país, no sucede lo mismo en el resto de SurAmerica en donde los cicloturistas son más comunes y por ende la población entiende un poco más este tipo de viajes.
 
En natal vamos a estar tres dias y continuamos por el litoral hacia el sur.

05:34 Écrit par bicinfronteras, por el mundo en bicicleta | Lien permanent | Commentaires (0) |  Facebook |

Les commentaires sont fermés.